Los principales enemigos de tus tuberías

empresa desatascos

Por muy raro que nos parezca la mayoría de atascos en tuberías que atiende nuestra empresa desatascos no vienen dados por un mal uso (pañales, compresas, alimentos…) de estas, sino que se producen por tres elementos muy comunes en nuestra vida diaria. ¿Quieres saber cuáles son?

La cal

Uno de los principales enemigos de nuestras tuberías es la cal, por muy poca que contenga el agua de nuestra ciudad el paso de los años y el uso continuado que le damos hace que esta se vaya depositando en las tuberías de nuestro desagüe.

Sobre todo si nos encontramos en una zona en la  que la dureza del agua es mayor que en las grandes ciudades, contiene mucha más concentración de minerales (en concreto mucho más calcio y sales de magnesio).

Cuando pasa esto es mucho más probable que se vayan depositando sedimentos en nuestras tuberías y que  junto con otros elementos como los restos de comida o el jabón formen una capa que termine obstaculizando el paso del agua.

Este estrechamiento progresivo acabará ocasionando atascos si no le ponemos remedio pero además acabará estropeando la película antiadherente que tienen las tuberías. Si no  realizamos un correcto mantenimiento puede ser que hasta  terminen teniendo pérdidas y tengamos (en vez de llamar para un desatasco) que sustituir piezas.

Pero no solamente los sedimentos de la cal son un problema, cuando tenemos mayor concentración de esta en el agua la cantidad de jabón o detergente que necesitamos para poder generar espuma y fregar es mayor, por lo tanto también intensificamos la cantidad de este producto que acaba en nuestra tubería.

Sin contar con que usaremos productos antical más a menudo para eliminar la cal que se queda en grifos o duchas o los restos en nuestra vajilla, estos a la larga también van estropeando la calidad de nuestras tuberías.

Toallitas

Las toallitas húmedas (aunque ponga en el envase que son biodegradables) deben tirarse siempre a la basura, en la mayoría de los casos hacemos un mal uso de ellas y las arrojamos en el inodoro.

¿Dónde surge el problema? Que, aunque lo publiciten, estas toallitas no se deshacen en el agua o al menos no tan rápidamente como para no acumularse y formar un atasco.

Las toallitas tardan incluso meses en terminar de descomponerse. si arrojamos estas junto con otros materiales como compresas o tampones al inodoro seguramente se terminan enredando y formando tapones que imposibilitan el paso del agua, acumulándose más residuos y terminando por formar atascos. En esta caso será necesario recurrir a una empresa especializada en desatrancos.

Jabones y detergentes

Aunque nos suene raro es otra de las razones por las que se forman los atascos caseros, no solo los que usamos para ducharnos sino los que usamos para  el lavavajillas o para lavar la ropa en la lavadora.

Estos jabones generan espuma que poco a poco se va sedimentando en las tuberías, sobretodo en aquellas que tienen poca caída o les falta sección. Si no se produce un mantenimiento adecuado de los desagües y abusamos del uso de jabones estos terminarán formando una capa sólida de  jabón compacto.

Al reducirse el diámetro por el que pasa el agua es mucho más probable que otro tipo de sedimentos queden atascados y a la larga tenemos que llamar a una empresa de desatascos para que nos solucione el problema.

Por ello, además de evitar arrojar por el desagüe elementos  que ocasionen  un atasco inmediato (piezas de alimentos, pañales, tela, compresas…), evitar deshacernos de aceite o pintura (ya que además de corrosiva tiende a dificultar el paso del agua) deberemos mantener un correcto mantenimiento de nuestras tuberías.

Podremos usar productos que encontraremos en supermercados y tiendas especializadas como forma  casera de mantenimiento pero además recomendamos hacer una revisión al menos una vez al año del estado de nuestras tuberías para evitar males mayores en un futuro.