Cuidados basicos para una destructora de papel

Cuando tienes una destructora de papel en tu oficina, debes asegurarte de darle la máxima durabilidad a tu máquina. Las mejores opciones para comprar las encontrarás en la web de https://www.destructoras-de-papel.es/, donde te ofrecerán siempre la mejor relación calidad-precio del mercado.

Pero, si ya tienes estas máquinas en tu empresa, debes asegurarte de darles los cuidados que estas necesitan para tener la mayor durabilidad. Por este motivo, hoy he preparado este post para ti, con la finalidad de que comiences a aplicar estos cuidados de inmediato.

¿Cómo se cuida una destructora de papel?

Las destructoras de papel son máquinas delicadas, las cuales se deben cuidar de una forma correcta para conseguir un buen rendimiento. Dentro de sus cuidados básicos nos encontramos:

Lubricación

Es fundamental que se esté lubricando el cabezal de corte para evitar que este se desgaste de una forma prematura. En todo caso, debes asegurarte de hacer la lubricación del mismo con el aceite recomendado por el fabricante de la máquina.

Por lo general, este es un proceso que se realizará cada mes, para conseguir así el máximo rendimiento posible. Sin embargo, si el uso de la máquina es demasiado intensivo, sería bueno realizar la lubricación cada 15 días para evitar desgastes en el cabezal.

No excedas la capacidad

Las destructoras de papel tienen una capacidad en hojas limitada para destruir documentos, y esta suele estar entre las 5 y las 10 hojas. Ten presente que esta capacidad se mide en hojas de 80gsm, por lo que en hojas de mayor gramaje la capacidad disminuirá.

Debes asegurarte de no exceder la capacidad de la destructora, porque de esta forma, podrás evitar atascos en la misma. También podrás evitar que el cabezal se rompa antes de tiempo debido a un exceso de carga, y debes asegúrate de no colocar elementos que no sean compatibles con tu destructora.

Mantén tu destructora limpia

El polvo puede causar daños al cabezal de corte, por lo cual, debes asegurarte de que estarás limpiando la destructora de papel de una forma constante. En todo caso, será fundamental que quites el polvo de la superficie con un paño seco.

Evita usar limpiadores en aerosol, porque estos podrían arrojar partículas de humedad al cabezal, lo que causará su oxidación. Por este motivo, tendrás que asegurarte de estar limpiando tu destructora de papel de una forma correcta, para evitar que prolifere el polvo, y que el cabezal se vaya a oxidar.