4 averías de autos muy comunes.

Todos los que tenemos o hemos tenido un auto sabemos lo fácil que aparecen las averías, y sobre todo: lo costosas que pueden resultar. Por eso, a continuación, te mencionaremos cuáles son las averías de autos más comunes y lo más importante: ¡cómo prevenirlas!

4 averías de autos muy comunes.

#1 Que tu auto no arranque.

Imagina el siguiente escenario: te montas en tu auto, introduces la llave ¡y pum! ¡Arranca! O peor: vamos por la carretera en medio de la lluvia ¡y se detuvo el auto!

Estás fallas suelen ser, en su mayoría, producto de la batería o de que le hace falta mantenimiento a algún alternador. Para prevenir esta clase de averías de autos sólo tienes que procurar cambiar la batería antes de su fecha de vencimiento (que no suelen pasar de los 4 o 5 años)

#2 El alternador.

Es uno de los componentes claves en tu auto y el responsable de mantener tu batería cargada y estable. Si no lo cuidas ¡tu auto no acelerará de una forma adecuada!

La forma de prevenirlo en acudir a un mecánico cada seis meses para que lo revise y así, además, supervisarás que esté en perfecto estado tu batería.

#3 Las Bujías.

Es una de las averías de autos más comunes y es que las bujías se desgastan con mucha facilidad, sobre todo con el uso del auto. De hecho, entre más sea usado, más desgaste tendrán tus bujías.

Pero esto no es todo, al desgastarse las bujías tu auto irá más lento y consumirá muchísima más gasolina de la que necesitas y tu coche empezará a sonar de forma extraña.

Lastimosamente, la única forma de prevenir esto es cambiar las bujías con regularidad.

#4 El radiador.

Otra de las averías de autos comunes es una fuga en tu radiador y podrás detectarle justo cuando el aire acondicionado empiece a fallar o tu auto deje una mancha de anticongelante ahí donde lo dejes estacionado.

La forma de prevenirlo es bastante sencilla, debes revisar con regularidad conectores, abrazaderas y mangueras. Y si tienen algún daño ¡hay que reemplazarlas!

Para evitar esto último, asegúrate de llevar a tu auto cada tres o seis meses al técnico para que revise el estado del radiador y las piezas que le rodean ¡te evitarán un gasto!

Y hemos llegado al final y debemos decirte que estas son sólo 4 averías de coches comunes ¡hay muchísimas más! Y si te las sabes y tienes idea de cómo prevenirlas ¡compártelo con nosotros!